04 septiembre 2008

Aaron Hobson y Damián Ucieda



Fotógrafos. Uno es de Nueva York y el otro de Galicia.

Pero se tocan.

De Aaron Hobson ya hablamos una vez, pero el texto sirve para los dos: aquella quietud y normalidad siniestra que marca el instante exacto en el que la imaginación se dispara y congela la imagen.


Fijaos en la primera. Un lugar apartado de New Jersey. No quisiera ser ese muchacho que espera de pie sobre la nieve a que salga Tony Soprano del Mercury blanco. Ni siquiera estar a menos de un kilometro del lugar. Y la otra, una carretera secundaria de la Costa da Morte, el coche detenido y las luces encendidas para iluminar mejor como...

A ambos fotógrafos les une esa intención narrativa similar, un halo inquietante y la iluminación entreluscoefusco. Ese realismo hopperiano. La segunda es nuestra conexión gallega, Damián Ucieda, coruñés del 80 y excelente fotógrafo. Cuando vi sus fotografías no pude evitar relacionarlos. Se puede ver por poco tiempo en la Galería adhoc de Vigo. Habitualmente trabaja para la Galería Cámara Oscura de Madrid.

1 comentario: