26 septiembre 2008

Queixumes dos pinos

Una de las fotografías de Axel Hutt que se exponen en Madrid:





Imágenes boscosas, insinuaciones de lo recóndito. Los árboles dibujan un código de barras natural con la primera luz del día. Me recordaba a O neno das piñas de Castelao:





En este cae la sombra del anochecer. Son los pinos que Pondal oía llorar. Castelao los recorta del fondo, en secciones incompletas, muy marcado por la influencia que tuvo el ukiyo-e en sus estampas:





Y también me acordé de Phillip Toledano, de una foto tiene en la serie Synchronizing the external wold.



Y mirad esta otra serie Days with my father. Dijo Nietzsche que La sencillez y naturalidad son el supremo y último fin de la cultura.



4 comentarios:

  1. Asombroso Castelao. No sé cómo lo consigue, pero sus piedras y sus árboles son inconfundiblemente gallegos.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. queixumes dos pinos no es un poema de Eduardo Pondal? y el poema? :S:S

    ResponderEliminar
  4. Queixumes dos pinos es una recopilación de poemas de Pondal.

    ResponderEliminar