23 febrero 2009

El elitimiso

Aparece esta semana en SalonKritik un artículo de Monica Amieva titulado: Los estragos de Greenberg o el elitismo como ideopedagogía del MOMA. A mí también me dio miedo pero terminé picando el anzuelo MOMA y lo leí. Critíca la standarización de los métodos pedagógicos utilizados en algunos museos. Lo que me llamó la atención son unas declaraciones a El País, que recoge el artículo, de Phillippe de Montebello, director del MET durante veintimuchos años:

P.- Siempre se le ha acusado de ser elitista. ¿Le molesta?
R.- No, porque para mí es un término que carece de connotaciones negativas. El problema está en la palabra misma. Para la mayoría de la gente, el vocablo encierra la idea de exclusión. Para mí, se trata exactamente de lo contrario. Elitismo, tal y como yo lo veo, es un símbolo de inclusión, un instrumento que sirve para conseguir que un número mayor de gente desarrolle un nivel de percepción y conocimiento más elevado, traer a la gente a una esfera de mayor refinamiento, hacerla más cultivada.

Me recuerda a Lenin justificando sus camisas de seda siendo un revolucionario, yo también quiero que todos puedan llevar camisas de seda. El elitismo en el arte, contemporáneo o no, es un tema tan socorrido como la charla del tiempo en el ascensor. Pero aún así no lo tengo claro. No creo que lo contrario de elitismo sea el arte popular, sino la masificación de ese arte elitísta. De dar oportunidades. Que espeso.

11 comentarios:

  1. Una vez un chico de los que aqui llamamos "chicos de la calle", me dijo: Usted es el dibujante, yo lo veo cruzar la plaza con sus papeles.
    desde ese día supe que mis dibujos rompian los muros del elitismo y de lo popular... fue un reconocimiento anonimo y sincero "sin etiquetas".

    Saludos amigo Nes.

    ResponderEliminar
  2. Para mi elitismo no tiene un significado negativo en muchos aspectos. Puede significar el hecho de ser interés de unas minorías. Y esto no me parece mal. Quizá sea un tema muy largo y para hablarlo despacio y con tiempo. Me pregunto: La danza contemporánea es elitista? Es para una elite? Quizá sea del gusto de una minoría entendida en el tema. Y, el jazz? Somos poca gente en los conciertos. ¿Es eso ser elitista? O simplemente que nos gusta a una minoría de aficionados.

    Pertenecer a una elite si no te lo has ganado, lo veo negativo. Pero ese concepto aplicado, por ejemplo al arte contemporáneo no le doy un significado negativo. Dependerá de los conocimientos e intereses de cada uno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Estás gigante Mario.

    Creo que me hice un lío Esther, ni yo me entiendo, pero a tí si que te he entendido. Cierto lo de los conciertos de jazz, acá en Coruña poco hay, excepto un buen ciclo en primavera al que por cierto tienes que venir a fotografiar.Saludo

    ResponderEliminar
  4. Hola amigos:

    Tanto nos han comido la cabeza con que el mundo funciona por medio de tamañas dicotomías como "alta cultura" o "cultura popular" que al final nos hemos creido que hay que ubicarse e uno de los dos polos. Sin embargo aún a día de hoy soy incapaz de reconocer la calidad de una propuesta por el código cultural en el que se mueve su público. A mi ver el asunto no está en el quién, sino en cómo. Montebello fue un conservador excelente, y conservó muchas cosas, en formol.

    Saludos a todos, y a Nes, que no se pierde una.

    ResponderEliminar
  5. Qué bueno, no sabía que esa autojustificación provenía de Lenin; es la misma que usan los comunistas millonarios como Ana Belén y Victor Manuel cuando se les recuerda que llevan 40 años acumulando patrimonio y que visten caros diseños del modisto Fulanito... "yo lo que quiero es que todos puedan vivir así..."
    ;D
    siempre las mismas hipocresías!

    ResponderEliminar
  6. Qué crack Antonio, algo así quería decir, pero no se. Pronto nos vemos acuérdate.

    Brasas aquí se viene llorado de casa

    ResponderEliminar
  7. Sobre el elitismo y la cuestionable superioridad de la vida artística hay un librito bastante poco conocido pero muy combativo y original, yo creo que lo compré en Coruña en la librería "Nos", pero hace muchos años... igual está ya descatalogado :D
    "El arte, enemigo del pueblo" de Roger L. Taylor, (ed. Gustavo Gili)

    Aquí se hace una especie de reseña:

    http://www.debatecultural.net/Nacionales/AnibalOrtizpozo2.htm

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Recuerdo perfectamente cuando vi por primera vez a De Montebello en la tele, en un documental, hace muchos años. Me pareció un tipo que se regodeaba demasiado en el elitismo, despotricando contra las mareas de visitantes que inundaban los grandes museos. Con el tiempo fui pensando que más bien estaba en lo cierto. Cuando voy a una exposición multitudinaria, como ahora la de Bacon, siempre me acuerdo de él, y me digo: tiene toda la razón.
    Enhorabuena por el blog y un saludo.

    ResponderEliminar