09 marzo 2009

Deseo y realidad en Brasil

La Avenida Paulista es el centro de São Paulo. El centro financiero, turístico y cultural a través de fundaciones, restaurantes y teatros articulados por el Museo de Arte de São Paulo (inaugurado en 1968 por Isabel II). Es larga y ancha, como una Castellana XXL, un circuito de cemento gris brasileiro. Brasileiro como adjetivo porque Brasil es el país de Vinícius, de Mario Quintana, de Cartola, de Lenine, de Seu Jorge, también de Meireles (Cildo) y de Meirelles (Fernando). También es el país de Bebeto y el jogo bonito. Todo eso también es la Avenida Paulista. Algo especial.

Dos compañías de teatro paulistas, Bote No Contra Fluxo y Urubus, han realizado una intervención urbana en la Avenida Paulista levantando una playa en medio de la calzada ante la mirada soprendida de oficinistas y viandantes. Es una actuación que cuestiona modelos de urbanismo, el replanteamiento de espacios públicos con sus normas generacionales que tan obedientemente aceptamos (ejemplo clarísimo: A Coruña). Y además se divirtieron confrontando desejo e realidade en una megaurbe sin playa a 34 grados, no todo va a sambar Rio...

Aunque todo esto os parezca un poco lejano lo traigo por aquí porque son amigos y además creo que lo han hecho muy bien, así que os invito a que les dejéis un comentario para felicitarlos... o todo lo contrario. Moito Obrigado!


4 comentarios:

  1. Cuando quieran, más que bienvenidos en Madrid!!!!

    ResponderEliminar
  2. ¿A qué "normas generacionales" te refieres en Coruña? perdona pero no entiendo bien lo que dices...

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar