17 junio 2009

Fueron felices y comieron perdices

...al volver, ya de noche, los enanitos a la casa, encontraron a Blancanieves tendida en el suelo, pálida y quieta, creyeron que había muerto y le construyeron una urna de cristal para que todos los animalitos del bosque pudieran despedirse de ella.

En ese momento apareció un príncipe a lomos de un brioso corcel y nada más contemplar a Blancanieves quedó prendado de ella. Quiso despedirse besándola y de repente, Blancanieves volvió a la vida, pues el beso de amor que le había dado el príncipe rompió el hechizo de la malvada reina.

Blancanieves se casó con el príncipe y expulsaron a la cruel reina, quien antes de cruzar la puerta del reino se giró y dijo:

"Tú haz lo que quieras pero yo te avisé, un chico en mallitas no puede traerte nada bueno"

Fotografías de Dina Goldstein. El resto de la serie Fallen Princesses en JPGMagazine.

4 comentarios:

  1. Nes: Perdona que me meta en donde nadie me llama pero tu no eres el mismo, algo se ha interpuesto entre tu y tu.

    ResponderEliminar
  2. Tiene gracia. Estuve a punto de colgarla como una suite de la "ornitología comparada". Me pareció excesivo. Bueno; dejo aquí el posible comienzo de la historia.

    Saludos,

    http://leache.blogspot.com/2009/01/ornitologia-comparada.html

    ResponderEliminar
  3. Muy buena passy.
    Blanca, no te entiendo.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta..! Me gusta mucha el proyecto, es lo que casi todos alguna vez nos preguntamos, qué pasa después del "...y fueron felices para siempre".

    ResponderEliminar