31 julio 2009

Parecidos razonables

Traigo refrescos. La primera escena ocurre en Milán, en 1954, se titula Los italianos se giran, y la fotografía Mario de Biasi. La pudimos ver en Ferrol en Enero en PhotoGalicia08. La siguiente la he visto esta mañana en Expometro Madrid (estación metro Retiro) en una muestra de fotografías muy sugestivas de Nereo López, un genio. Está tomada tres años después en Bogotá. La tortícolis, esa contracción muscular veraniega.



3 comentarios:

  1. Qué bonitas somos las mujeres por detrás.

    ResponderEliminar
  2. se me ocurre una solución:

    http://www.manuelgago.org/blog/index.php/2009/08/03/publicidade-dun-obxectivo-gran-angular/

    ResponderEliminar