13 octubre 2009

Behind the scenes

Puede producir el mismo desencanto que asumimos cuando el mago nos revela el truco, o la seducción de participar en el juego de las posiciones precisas, el arma privilegiada de la fotografía. Sin disimular el procedimiento, partiendo de la estructura de imágen vídeo como elemento particular y escenarios ajenos a la rigidez del estudio. Así es el método de Denis Darzaq y sus cuerpos flotanes que Marie-Clotilde Chery ha grabado en el cortometraje La caída. Fotografía sin montajes ni manipulación digital, es talento y la gravedad de los suburbios.

3 comentarios:

  1. mucho más interesante y positivo que lo que suele decir la mayoría de la prensa francesa y los medios de comunicación sobre las afueras de París, no son todos choricillos y aunque lo sean, no lo son totalmente y no son solamente eso y son capaces de hacer otra cosa.
    M.

    ResponderEliminar
  2. Exacto el comentario anónimo. No sólo es eso...lo que huele es humanidad.

    ResponderEliminar