22 octubre 2009

Cadáveres exquisitos

Por André Breton y Eugenio Granell

Desde su primer encuentro, Breton y Granell pasaban muchas horas con los demás surrealistas europeos, hablando de surrealismos en un café de la Calle del Conde, y visitaban a otros exiliados españoles. Durante este periodo, Breton y Lam iniciaron a Granell en el surrealismo, y así dibujaron juntos una serie de cadáveres exquisitos, uno de los cuales se ha conservado en la colección Granell hasta el día de hoy. El encuentro con Breton y el surrealismo, recordaba más tarde Granell, resultó ser un potente estímulo, y un punto de inflexión en su vida.

Eugenio Granell 1912 - 2001, pág 51, Ed. Galería Guillermo de Osma, Madrid, 2003.

2 comentarios:

  1. La información sobre Granell es interesante.
    Es también verdad que Lam y Granell se habían conocido en Madrid antes de la guerra civil. En esa época madrileña Lam no era surrealista y Granell no era pintor sino que violinista.

    ResponderEliminar
  2. No lo sabía, pero su oficio por entonces era periodista no?

    ResponderEliminar