07 octubre 2009

La bandada de la refinería

En las tardes de invierno, miles de aves, atraídas por el calor de la refinería, inician un baile que dura hasta el anochecer. Llegan, convergen, se calientan y se van. Dos horas mágicas, un tiempo para admirar la extraña relación entre la naturaleza y los hombres: una sinergia que, a veces, es posible.


Texto y fotografía de Massimo Cristaldi. Serie Refinery Flock. Publicado en FILEmagazine

2 comentarios:

  1. Pasaste alguna vez cerca de la refinería por la noche? Es una estampa increible, parece sacada de Blade Runner, con todas las chimenesas sacando sus lenguas de fuego y luces futuristas por todos lados. Precioso!

    ResponderEliminar