30 mayo 2009

Chillida en Tindaya


Montaña Tindaya, Fuerteventura, Canarias


Hace ya algo más de diez años Eduardo Chillida confundió una montaña de Fuerteventura con un queso gruyer. Propuso a las autoridades realizar un enorme agujero en la montaña Tindaya, en el muncipio La Oliva, después de tener lo que llamó una "intuición utópica", algo parecido a lo que sintieron los hinchas del Athletic antes de la final de Copa contra el Barcelona. Según el escultor la inspiración llegó tras leer un verso de Jorge Guillén del poema Más allá que dice lo profundo es el aire, al que ya había dedicado alguna escultura.


Declaración de principios casera: me gusta muchisimo Chillida pero siempre me molestó este proyecto empapado de megalomanía naif. Ni la forma, ni el vacio, ni las raíz, ni el bronce, ni la estética, ni los peines, ni todos los ángulos de 90º que caben en 40 años. Creo de verdad que la imagen tan cultivada por Chillida (y Oteiza) de cabreados existenciales es lo que de verdad acojonó a las autoridades canarias para tomarse en serio este proyecto. Esta fue la intuición de Chillida un día que se tomó demasiado en serio a si mismo:


El proyecto lo desechó el propio Chillida en 1998 por esta razón:

Todo este tema lo recupero por aquí porque me avisa mi amigo Adrián de que el gobierno canario lo acaba de recuperar (13 años después) porque constituye una referencia necesaria y muy valiosa para canalizar el futuro turístico de Canarias, es un proyecto que se sitúa en la vanguardia de la ingeniería actual: El viernes aprobaron la declaración de impacto ambiental. Este gran negocio se va a llamar Monumento a la Tolerancia y esperan que atraiga a todas riadas de turistas. Y a lo mejor entonces nos dicen que decenas de negros llegan en cayuco cada día para visitar la gran montaña perforada. Y a lo peor tragamos.


24 mayo 2009

Joan Fontcuberta


El pasado sábado por la noche fuimos a un concierto en el MACUF y aprovechamos para dar una vuelta por la colección permanente, donde descubrimos una fotografía muy buena de Joan Fontcuberta (Barcelona, 1955).

De Fontcuberta recordaba sobre todo Sputnik, un proyecto que le llevó hasta Rusia para documentarse sobre la historia del astronauta Igor Istoichnikov, desaparecido mientras su nave estaba en órbita junto a su perra Klola. El Gobierno soviético hizo desaparecer toda documentación oficial del caso para silenciar el caso en plena carrera espacial y la versión oficial afirmaba que Istoichnikov había muerto en su casa meses antes por una enfermedad. Todo su entorno fue chantajeado para que no hablase. Gracias a un periodista americano, Michael Arena, la historia salió a la luz como se puede ver en la Fundación Sputnik, una organización que nació para revelar los secretos del programa espacial soviético.

Istoichnikov significa fuente cubierta. Toda esa historia es ficción. Fue una invención de Fontcuberta en 1997 para una exposición en la Fundación Telefónica y que más tarde itineró por varias ciudades exhibiendo fotografías del cosmonauta (el propio Fontcuberta), montajes, fotografías falsas de otras misiones, etc. Cuestionar la credibilidad del espectador.

Ganó el Premio Nacional de Fotografía por este trabajo y en su momento creó algo de revuelo, algunos medios en un primer momento tomaron todo esto por verídico. Aunque el más difícil todavía lo hizo, quien sino, Iker Jimenez en CuatroTV. Diez años después hace un especial sobre el tema presentándolo como verídico, hasta que alguien le corrige demasiado tarde y tiene que disculparse en directo.

Me fui por las ramas. La fotografía del MACUF se titula Münch, es tiraje cromogénico montado sobre aluminio (no sirve para envolver el bocadillo), un paisaje creado con computadores a partir de El grito de Münch. Fijaos con calma, una maravilla.

19 mayo 2009

En todas las partes

Para ler a entrada en galego preme aquí
Hasta el 20 de septiembre está en el CGAC de Compostela la exposición En todas as partes. Políticas da diversidade sexual na arte. Una muestra muy heterogénea del concepto de diversidad sexual LGBTQ (lesbiana, gay, bisexual, transexual y queer) a través de diferentes artistas desde desde finales de los 70, cuando nace en Nueva York el movimiento de liberación gay, hasta hoy. Lo que más me llamó la atención es la gran cantidad de obras, no recuerdo el CGAC tan lleno, que se ven en un recorrido aleatorio aunque con un principio inevitable y premeditado, tres magníficos dibujos de David Hockney.

18 mayo 2009

El manifiesto Homo Ars

Para ler a entrada en galego preme aquí

Hace una semana me llegó este decálogo al email. Al leer el título pensé que sería un manifiesto por un arte con más acrílico rosa pero se trata en realidad de un grupo de fotógrafos y pintores que han redactado su manifiesto flowerpower sobre el Arte. Y como diría Gordillo, para no cagarnos de miedo ante el debate del arte, aquí lo dejo y que cada uno saque sus conclusiones [en rojo es mío].

Me tiene toda la pinta de que en el punto uno aún no habían pedido los pinchos de tortilla y en el ocho ya iban por la tercera mahou.

MANIFIESTO HOMO ARS

1. Defendemos la idea de Arte como esa manifestación de la actividad humana que, expresada bajo la subjetividad (individual o colectiva) de la visión que da la experiencia, interpreta realidades o ficciones a través de recursos plásticos, lingüísticos o sonoros.

[Según esto un juez de la Audiencia Nacional hace Arte]

2. Proclamamos la potencialidad artística que posee cada una de las personas cuya capacidad mental y corporal se lo permite. Todos somos artistas.

[Yes we can!!]

3. Rechazamos la instrumentalización decorativa del Arte como función única o principal.

[Esto punto se resuelve con la avalancha de las teles de plasma: no hay hueco para la tonadillera]

4. Queremos borrar la errónea asociación del concepto Arte, con la de su función mercantil. El mercado del arte (un sector que nunca ha estado en crisis) está supeditado y definido por toda la relación de transacciones que tienen lugar con un único fin lucrativo.

[Falso]

5. Aunque valoramos como positiva la existencia de salas privadas en la que exponer los trabajos artísticos, rechazamos las mismas como instrumentos al servicio de un mercado especulativo del arte.

[La zorra y las uvas]

6. Defendemos la idea de subjetividad del arte y el artista, así como la proclamación de la obra como tal, como única opción posible para hacer frente a la concepción de un mundo homogeneizado y homogéneo.

[Esto no lo entiendo]

˙oǝuéƃoɯoɥ ʎ opɐzıǝuǝƃoɯoɥ opunɯ un ǝp uóıɔdǝɔuoɔ ɐl ɐ ǝʇuǝɹɟ ɹǝɔɐɥ ɐɹɐd ǝlqısod uóıɔdo ɐɔıuú oɯoɔ 'lɐʇ oɯoɔ ɐɹqo ɐl ǝp uóıɔɐɯɐlɔoɹd ɐl oɯoɔ ísɐ 'ɐʇsıʇɹɐ lǝ ʎ ǝʇɹɐ lǝp pɐpıʌıʇǝɾqns ǝp ɐǝpı ɐl soɯǝpuǝɟǝp ˙6

[Ni dándole la vuelta]

7. De esta forma, toda obra artística debe estar fundamentada en la experiencia y con una postura filosófica de la que tiene que responsabilizarse el autor.

[no, que se responsabilicen las madres]

8. Defendemos la función social del arte. El arte debería estar dedicado a la mejora de la calidad de vida de la sociedad (entendida en sus diferentes escalas). El arte es para las personas.

[Captain obvious has come! Y aquí se acaba el decálogo octólogo]>

13 mayo 2009

Antoni Muntadas

Para ler a entrada en galego preme aquí
Hace ya unos años alguien decidió que había que crear un premio como el Cervantes para las Bellas Artes. Esa persona juntó a más personas y deciedieron que Velázquez sería un buen nombre porque Velázquez suena a Cervantes. A los del ABC les pareció bien. Lo entregaría el rey a pesar de que los premiados no serían deportistas españoles.

Primero se lo dieron a Ramón Gaya porque se iba a morir. Al año siguiente se lo dieron a Tàpies; la ceremonia le quito tiempo y esa tarde sólo rasgó 352 lienzos. En 2005 se lo dieron a Palazuelo porque se iba a morir. Un año después se lo dieron a Juan Soriano porque se iba morir. Doce meses después fue para Antonio López. Se frustró y pintó durante dos años las baldosas de su garaje. Luis Gordillo lo ganó en 2007, de ahí su cita "la verdad es que, ante el debate artístico, la gente se caga de miedo". Después le tocó a un brasileiro, Cildo Meirelles, también el Premio Cervantes se lo dan a veces a los indios, aunque en este caso no consta que pinte en español. Y este año, 2009, el galardonado es Antoni Muntadas (Barcelona, 1942).

Artista polifacético, pionero en España del arte con ordenadores, del arte con video y del arte con internet. Los movimientos y redes sociales hilvanan toda la obra, una crítica muy incómoda y diáfana a algunos medios de comunicación complices de la doctrina del shock o también llamada doctrina que viene el coco. No me gusta cuando adjetivan un disco o una película como necesaria, es un término vago y sospechoso ¿necesaria para qué? ¿para quién? Pues en este caso sí hay una obra necesaria, necesaria para abrirnos los ojos, para disparar y para ganarle tiempo, aunque aún no sepamos a qué o quienes.

Me gustaría haber encontrado su video TVE: Primer intento, lo dieron en La2 hace poco aunque es de finales de los 80 pero no hay manera, es una joya. Se puede adquirir aquí. En esta entrevista plantea algunas coordenadas de su trabajo.


10 mayo 2009

Lo innombrable de Luis Ventoso

Hace unos meses jugamos en este blog a hacer crítica-ficción de arte con un proyecto de dique marítimo en la mariña lucense que nunca llegó a ser tal. El pasado sábado Luis Ventoso publicó esta columna en La Voz de Galicia con un tema parecido (no es la primera vez que da en el clavo).

Lo innombrable

En Cangas han comenzado a restaurar el espigón del antiguo muelle ballenero. Cuando la obra avance, se arrojarán al mar grandes piedras traídas de las canteras de O Porriño, que apuntalarán el dique.

Imaginemos ahora que un artista de firme trayectoria en el arte contemporáneo, con pase por la bienal de Venecia incluido, propone a un museo público gallego una «reflexión» sobre el relleno de Cangas, que ha titulado «A piss in the ocean». Allí donde trabajan las excavadoras y los operarios se plantará un cartel anunciando que aquello es una «intervención» artística. La creación será la propia labor de los obreros, que se grabará en vídeo. Como colofón del «proyecto», en una sala del museo se colocará una de las excavadoras, un bloque de piedra y un vaso con agua salada, que representará al océano ofendido por el hombre.

Si el pícaro posee un currículo largo y pedante, el director del museo le comprará la idea. El proyecto será sufragado con fondos públicos, ocultando al contribuyente cuánto ha costado. Alcaldes, Xunta y patronos del museo aplaudirán, aunque en realidad les parezca un choteo, y declararán que traer a un artista así «nos sitúa en el mapa». Si alguien alega que aquello es una parvada, el reducidísimo lobby de comisarios, críticos e intermediarios que sostiene la impostura se revolverán contra el discrepante, lo acusarán de «reaccionario» y dirán que carece de formación para opinar. Por último, para cuadrar los datos de visitas al museo, que está desierto, se llevará en excursión obligada a niños de ESO y primaria.

Todo lo anterior, con leves variantes, está ocurriendo aquí y ahora en Galicia. Casi cien años después, seguimos regurgitando las añejas ocurrencias -válidas en su día- que hicieron los vanguardistas delready made en el París de 1913. Es gracioso. Pero aún lo sería más sin subvenciones.

04 mayo 2009

Caperucita Roja

Música: Slagsmålsklubben. Cuando vuelvas a casa necesitarás volver a escucharla. El video está basado en Remind me de Royksopp.