12 enero 2010

Mal el CGAC

10 de Octubre
Me pongo en contacto con el nuevo director del CGAC, Miguel von Hafe Pérez, para hacerle unas preguntas sobre su trayectoria, proyectos, museos, ideas, producción, Compostela, Galicia y algo más.

12 de Octubre
Von Hafe me contesta amablemente que adquiere el compromiso de responder después de ser formalmente presentado como director del CGAC. Vale, normal.

23 de Octubre
Toma posesión del cargo en el CGAC en un acto presidido por Nuñez Feijoó. Vuelvo a ponerme en contacto. Corre el aire.

10 de Noviembre
Un mes después. Me escribe una chica que se llama Carme Otero, de Prensa y comunicación del CGAC. Que no se olvidó su jefe del asunto, que me lo envía para finales de semana. Vale, normal, los cambios.

28 de Diciembre
Otro mes después. Me escribe esta vez Yolanda López, también desde el CGAC. Dice Yolanda que ahora están esperando a la nueva persona que llegará para las labores de comunicación, que contacte a partir del 4 de enero. 

Ayer, sin haber contactado previamente con ellos, se pusieron en contacto conmigo desde el MUSAC [web | blog | facebook | canal youtube] para comentar asuntos de esta página, se prestaron también a enviarme sin ningún problema unos dossiers con cds de una exposición y pusieron sus recursos audiovisuales a disposición. Un museo que también ha cambiado de director recientemente.

ACTUALIZACIÓN 18 Enero. Me escribe la secretaría del director del CGAC Silvia Viaño para disculparse en su nombre. Sigo sin saber nada de aquella preguntas.

4 comentarios:

  1. También es cierto que en León se produjo un relevo continuísta, mientras en Compostela el punto y aparte fue considerable.

    ResponderEliminar
  2. joe Victor, un punto y aparte considerable es el cambio de la administración Bush por la de Obama, pero esto es un email...
    Y te entiendo.

    ResponderEliminar
  3. Yo, más que un punto y aparte, creo que fué un proceso de congelación por frío industrial, del que se usa en la pesca de la merluza en Namibia. Y claro, todo lo que se congela, al descongelarse se resiente, más cuando el proceso se ha repetido en tres ocasiones. ¿Os imaginais intentar revivir una merluza que ha sido congelada ya tres veces?

    ResponderEliminar