02 febrero 2010

Correspondencia

El día 29 de enero, la Junta Directiva del Instituto de Arte Contemporáneo envió al director de El País la siguiente carta, que no ha sido publicada, en respuesta al artículo de Vicente Verdú "Pintar sin pintura" publicado el 28 de enero en el mismo diario.

Sr. Moreno,

tras la publicación en el periódico que dirige del artículo "Pintar sin pintura", firmado por Vicente Verdú, la Junta Directiva del Instituto de Arte Contemporáneo, asociación integrada por 280 profesionales vinculados a las artes plásticas contemporáneas, debe protestar ante lo que considera un nuevo ataque gratuito hacia el arte actual en los medios de comunicación generalistas. El desconocimiento no exime de la responsabilidad, y la ignorancia o la falta de formación en una disciplina no legitiman ninguna opinión: se trate de ciencias sociales o de artes plásticas, cualquier argumentación debería mostrar la competencia en el uso de los sistemas de categorías que la estructuran. Estamos seguros que el Sr. Verdú criticaría duramente consideraciones sociológicas basadas en apariencias y lugares comunes. La libertad de impresión, como todas las libertades, está limitada por el respeto. Consideramos que el público merece tener acceso a opiniones formadas, contrastadas y respetuosas. Y la primera muestra de respeto es el esfuerzo por conocer aquello de lo que se quiere hablar. [Seguir leyendo aquí]

2 comentarios:

  1. Se equivocan de actitud (¿qué quieren? ¿censura?) y en el tono empleado (la única responsabilidad de un escritor la tiene con sus lectores, no con los gremios de los que habla). Dan miedo frases como "La libertad de impresión, como todas las libertades, está limitada por el respeto". Si Verdú es un ignorante en arte contemporáneo (que lo es) habrá que rebatirle más con argumentos sobre arte (no dan ni uno), que con protestas grandilocuentes sobre el respeto o sobre "la libertad de impresión".

    ResponderEliminar
  2. Confieso que apenas leí la carta por encima, lo que me jodió es que en El País no la publiquen. Cuando leí el artículo de Verdú me sorprendió bastante el lloriqueo simplón por parte de un tipo al que admiro bastante, me gustó que alguien contestase al periódico, nada más. Y si algún defecto ha tenido siempre el Pais es la arrogancia, si no la publican al menos la pongo yo aquí para que nos quejemos cuatro amigos.

    ResponderEliminar